Manizalez crónica de un festival de la imagen

Por: José Gallardo A
Manizalez, 11 de abril de 2011

Día 1
Todo comienza con un viaje, durante la semana del 11 al 17 de abril se celebra en la ciudad de Manizalez el festival internacional de la imagen www.festivadelaimagen.com este es el motivo por el que me encuentro en esta ciudad, construida casi en su totalidad en el filo de una montaña; la otra parte esta abajo de la montaña, la parte donde viven la mayoría de la gente.

A eso de las 3pm me recogen mi madre y su esposo, Migdoriam y Tobias; el sentimiento que siento por mi madre ultimamente ha crecido mucho más, tal vez se deba a comentarios que escuche de un viejo conocido – Carlos Mario alias Mareo- sobre su madre, una noche me dijo “mi madre, mi eterna enamorada, mi eterno odio!!!” o tal vez se deba a una película Italiana que vi el día de ayer “La prima cosa bella”, donde el personaje principal tenia tantas características de mi propia madre, que hizo que la pantalla fuera mi hogar o mejor aún mi vida.

El vuelo estuvo tranquilo, hubo mucho calor en la pequeña sala presurizada donde viajamos, durante todo el viaje una señora de acento capitalino – o rola-  no dejo de hablar en todo el trayecto, labor loable si tenemos en cuenta que antes de abordar el avión te regalan un par de protectores auditivos.  Al llegar al aeropuerto de Manizales, tome un taxi al hostal donde me estoy hospedando. Ya lo conocía del mismo viaje que hice el año pasado, su nombre es bastante particular: Kumanday http://kumanday.com/ la gente del lugar es muy amable, su interior tiene una tranquilidad que te hace olvidar que estas dentro de una ciudad, este año para mi fortuna costruyeron un cafe de arquitectura un poco zen, lo cual le da un toque más acogedor. Mis conversaciones con la gente del lugar han sido un poco extensas – por lo general hablo mucho y más cuando tengo buenos parlantes- pasan de contarnos la vida a ser completos desconocidos, en una suerte de despliegue.

En el hostal no hay nadie hospedado aún, más que yo; hay un par de estudiantes aprovechando del cafe y el espacio, el cual a pesar de ser muy tranquilo tiene al lado una cancha de futbol prefabricada, donde constantemente se escuchan las voces de los dolientes jugadores, sufrientes por la jugarretas de un juego totalmente extraño para mi.

Una de las chicas que esta en el cafe llama mi atención, tiene el cabello negro como el azabache, su piel es de un color dificil de definir con palabras, tal vez un poco miel, un poco canela, tal vez hasta su olor sea así. La miro un par de veces – sin que se de cuenta- mientras me fumo un faso y disfruto de su ausencia cercana; pienso mientras tanto en que tal vez le hable en el transcurso de la semana, mientras en mi cabeza degusto un par de ideas que leí en el primer capitulo del ensayo Melancolía de Lazslo F. Foldenyi, parte de mis textos de lectura para mi proyecto de tesis.

Prontamente debo ir a comer y tal vez mientras llegan un par de amigos de Medellín pase a un bar que esta justo encima de mi cuarto – es valido aclarar en este punto, que en Manizales, dada la arquitectura de muchas construcciones, el primer piso es un subterraneo, muy preciso para una persona para mis lecturas actuales!!!- pida un ron con dos hielos, en honor al ron de caldas y a Camilo Giraldo Cañas, pequeño atún en las redes del amor.

Hasta aquí el primer día

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo texto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s