Opus Day


Opus Day

Hay ciertos discos, libros o hijos que nunca deberían de nacer, ni siquiera intentar ser abortos de algo o de alguien. Este es el caso de una banda que nunca nació, en el Valle del Aburrá, en la Galería 10+36 lugar de encuentro para unos cuantos “nadies” desvalidos, fracasados y sobre todo aburridos en busca de motivos para levantarse al otro día y comenzar de nuevo; los motivos a ratos se convertían en conciertos, pinturas, fiestas, borracheras -mentales, espirituales, físicas- aventuras amorosas (claro para procrear el absurdo sida presente en el parque del poblado, citando a Joni B). Allí en este lugar tan hermosamente aburrido, se gesto Opus Day.

Yo creo haber estado presente la noche en que se pensó en hacer esta banda, pero la verdad tengo pocos recuerdos nítidos de esa época, sencillamente por dos motivos: mi ceguera progresiva y la cantidad de ron, cerveza y cigarrillos que consumía en esos buenos días. Digamos que el proyecto Opus Day nació un jueves lluvioso, donde a Wolfgang Guarin Tirado se le ocurre musicalizar las letras de Juan Esteban  Estrada, aprovechando que Juan estaba en una buena racha de escritura; al parecer a Wolfgang le pareció buena idea que yo colaborara, y yo, ni corto ni perezoso, acepté la propuesta. La verdad siempre creí que era una excusa para vernos, como a su vez, siempre he pensado que el trabajo entre ambos es una vil y fascinante excusa. Hasta aquí sé de la banda. Esto sucedió hace unos 3 ó 4 años de humano o unos 21 de perro aproximadamente.

A finales de 2010, Wolfgang me dice que el álbum de Opus Day está listo y mi reacción fue de alegría y sorpresa, pues al parecer me echaron de una banda a la que no fui ni al primer ensayo. El álbum o libro, consiste en una serie de textos e ilustraciones, divididas en un capítulo parte negra y un capítulo  blanco; donde Juan Esteban despliega una prosa sincera y fracasada -fracasando de la mejor manera, como diría Beckett- y Wolfgang nos deleita con su bestiario de juguetes mentales -o serán  ¿sexuales?- en un blanco y negro sincrético y expresivo, tal vez sencillo y contundente.

Siendo totalmente sincero, éste es uno de los mejores abortos musicales que ha tenido la ciudad de Medellín o digamos, de los mejores no-natos para ser un poco más ¿poético?. Agradezco que nunca me hayan invitado formalmente a ser parte de la mejor banda nunca antes nacida en la ciudad.

El álbum está disponible en la ciudad de Medellín en el http://geohostel.com/site/esp/

José Gallardo A


Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo texto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s