Un cuento breve

Oxímoron.
Tomó el celular, buscó el numero telefónico de “C” y se percató de que aún no lo sabia de memoria, la llamo desde el teléfono fijo.
holi
como vas?
Bien, buscando una pimienta para el almuerzo
mmm.. que bien, oye está tarde entonces que? Si nos vemos…?
oye disculpa
NO me debes pedir disculpas
lo se, pero yo soy así; en fin he decidido quedarme en casa pues toda la semana estuve fuera …
Aquí, el dejo de escucharla y solo pensaba en la palabra que definiría perfectamente esta situación.Ella siguió hablando:

ay no!!, no puede ser no encuentro la pimienta chevre, me bañe, arregle y salí de mi casa y no la hay… que rabia!
Me alegra que una pimienta logre sacarte de tu casa y que una invitación a conocer mi terraza, mis chicas y ver una película conmigo no sea lo suficientemente .

“C” había dejado en claro que necesitaba y quería estar sola, el por su parte dejo claro que le gustaba y que seria “audaz y contundente” . “C” no quería que él se alejara pero tampoco lo quería tener tan cerca, el recordó la palabra que define perfectamente la situación: Oxímoron.

José Gallardo A

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo texto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s