Archivo de la categoría: Discos

Rock a la Regia

RoomRaiders, Mucama, Hombre Memoria y SAAIL en Victoria Regia.

El pasado 29 de diciembre del 2016, se encontraron en tarima cuatro agrupaciones que representan una nueva generación de rock (con todas sus variaciones, fusiones y confusiones) presente en la villa del aburrá, el lugar Victoria Regia, un nuevo espacio que parece perfilarse como recinto de concierto, bellamente decorado, con una imponente vitrina al exterior, la cual crea una membrana invisible con un lugar de encuentro, parche, interacción y traza del género musical excusa de este concierto: el parque de poblado. Apuesta compleja la de crear un sitio en Medellín, donde mínimamente los músicos puedan tocar, intentar ganar unos pesos (o superar la barrera de tener un cover de más de $10.000, cifra que desde 1990 es la misma por cuatro bandas o más) sonar bien y tener un público (interesado, desprevenido o desinteresado).

El recital comenzó tipo 10pm con RoomRaiders agrupación donde figura en la voz y teclado, Federico Franco, músico de la ciudad que desde hace una década ha participado en diversos proyectos que lindan con la música electrónica y el rock. La agrupación tuvo algunos problemas de sonido, los cuales provocaron que fuera incomodo para ellos la interpretación, hasta que aproximadamente en el tercer tema lograron tener un punto de equilibrio. De allí, pudimos notar un esfuerzo por hacer una música que juega con el baile, el rock alternativo de los noventa, los sonidos sintetizados y la guitarras rítmicas; intentando buscar un groove que tuviese respuesta en el público, pero la respuesta fue poca, tal vez por la hora (el público no llegaba en su totalidad) tal vez por ciertas fallas interpretativas (buscar un groove no es fácil en vivo) o simplemente es una muestra del camino que deben empezar a recorrer como banda en vivo. Sus fallas interpretativas buscaban refugio en la sonoridad de la misma propuesta, pero no logran aún ubicarse en el discurso en vivo, difícil tarea que solo se logra con más conciertos, ensayos y prueba error.

Después de un breve receso, donde se agradece que la selección musical del bar fue empática con la situación, Mucama se toma el escenario de una manera arrasadora, manteniendo en píe a los asistentes, provocando baile, fiesta, alegría y respuesta en un público desconocedor de este grupo ubicado entre los Happy Mondays, Damon Albarn en The good, the bad and the queen y un poco del funk/disco de los setentas norteamericano. Mucama sorprende también con su formación donde tenemos tres voces coreando casi todo el tiempo un beat sabroso y provocador, tanto así, que el hecho de que canta en ingles en un país de tendencia españolaparlante no moleste tanto y permita disfrutar de la música. Evidentemente el buen resultado de esta banda se debe al ejercicio de tratar de aprovechar las habilidades de cada uno de sus integrantes al mínimo y máximo, no sobre saturando las canciones, reconociendo más bien que la unión hace la fuerza y que la sumatoria de frecuencias, la cancelación de las mismas y el silencio hacen parte del discurso bailable. Sin más, nos gustaría escuchar como se comporta esta agrupación en un disco o registro sonoro, ya que no se tiene publicación alguna o no se ha encontrado en al web o el mundo físico.

Alta tarea enfrentar la tercera posición en un concierto, sobre todo donde dos de las primeras propuesta tienden más al ritmo, el movimiento y baile, sin embargo Hombre Memoria intento remontar la apuesta, tan solo un par de semanas después de su lanzamiento como banda en La Pascasia. Con problemas de sonido y momentos de incomodidad con el mismo, la banda liderada por Simón Mesa y Victor Acevedo, trato de llevar a mejor puerto su cadencia delicada y simple, que busca generar un contrapunto de timbres, ubicando al escucha en un mundo donde el sonido es la excusa para construir el espacio; por desgracia, este tipo de propuesta necesitan de un control y caos milimétrico en su ejecución sonora, donde uno permita la contención de ruidos y el otro utilice el ruido como mecanismo dialógico, esta no fue la ocasión de Hombre Memoria, lo bueno, es que siempre vendrán nuevos espacios, conciertos, noches y momentos.

SAAIL es una propuesta que tiene sus raíces en The Boqui toquis un grupo que por allá en los años 2011 estaba coqueteando con el rock ingles del momento y que buscaba generar otros momentos y experiencias sonoras con el género que en la ciudad ha tenido unas influencias muy claras e incluso absurdamente tradicionales, como es el caso del punk y el metal. En su búsqueda por tener otro discurso más acorde a sus influencias, tiempos y experiencias sonoras, se ubica esta nueva agrupación, la cual guarda muchas similitudes con sus influencias y a su vez lucha con ellas. Es de resaltar la dedicación que se nota en la interpretación, la habilidad técnica que tienen al tocar en vivo y la respuesta que tienen en su público, el cual cada vez crece más; es de esperar que puedan buscar dentro de ese cúmulo de influencias un sonido que sea más provocador y acorde a sus propias búsquedas, ya que con tanta energía y juventud, el camino apenas se dibuja.

Es sinceramente inspirador que en Medellín se creen espacios donde las bandas se junten a tocar, arriesgar la noche, invertir tiempo=dinero, en realizar un concierto, incluso en fechas tan poco apetecidas por nuestra pequeña villa. A su vez, celebro que nuestras bandas estén alcanzando un nivel técnico con el sonido, la interpretación en vivo, la difusión del evento y otras tantas cosas que permitan a los oyentes tener una experiencia agradable y escuchar sus nuevos discursos, tal vez sea un camino que debemos seguir recorriendo como músicos: la independencia, que colectivamente es mejor!

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Discos, reseñas críticas, texto

Ondas en el cemento

Por los años de 2006 al 2007 tuve la oportunidad de acercarme y vivir un poco de la historia del rock en Medellín “la ciudad donde nací…” El evento puntual fue participar en Parlantes, una de las banda más relevantes en el rock nacional y que por esta época acaba de publicar su disco y andaba girando un poco entre Medellín y Bogotá. Mi posición allí era la de guitarrista; el momento fue muy gratificante pues ví y aprendí con unos viejos zorros de la denominada por algunos “escena local”, aprender siempre me ha gustado y esos meses fueron gran aprendizaje. Sobraría decir que varios de los Parlantes, antes formaron Bajotierra.

A la par a este momento de mi vida, me encontraba explorando gran parte de la música electrónica colombiana, divangando un poco en la red, di con un disco de Lucas Guingue, algo con tr666, un disco que se convirtio uno de mis favoritos (no solo en el catálogo de Series Media) sino de mi vida, tanto así que tengo una deuda con hacer versiones acústico/sinfónicos de varios temas de este gran album.

Hace unos meses retome la escucha de Los días adelante una hermosa pieza sonora, donde Guingue retoma material de su demónicamente y flaneûr tr666, letras que sugieren escenas concretas del cotidiano entre Medellín, Bogotá, Londres o cualquier ciudad moderna (la posmodernidad a los que post-ean cosas). Un disco de dubpunk, esto sin buscar clasificarlo en un lugar y tiempo, de poca resonancia en algunas “escenas locales” que buscan repetir a modo de loop el rock nacional, en tonadas punk, metal o urbana aka hip hop.

Creo que aún no hemos comprendido el influjo de hacer música con maquinas electrónicas, lo cual no siempre significa hacer música electrónica, concreta o electroacústica; todos y cada uno de estos momentos estéticos tienen influencia en el hacer de un músico, pero no tanta influencia como la intencionalidad o provocatio que muestre el artista. Daniel Melero menciono hace poco que no debemos confundír ambos hechos, pues muchos artistas simple y llanamente prefieren hacer una batería con m.i.d.i que con un baterista o grabarla para luego manipularla y buscar hacer música para extraterrestres, tan y como busco Stockhausen o incluso hasta Anton Webern.

The Clash fue el punto de anclaje para proyectos como Bajotierra y Parlantes, esto por mencionar algo, pero el mensaje viene con delays de hace ya un rato atras, retrasos prolongados y pesados que encontramos en King Tubby, Lee scratch Perry (en nuestro caribe cercano) y técnicas de reproducción presentes en Pierre Henry y hasta Eliane Radigue, brincando en los curiosos momentos propuestos por T.O.N.T.O

Lease entre líneas “y si cada movimiento produce ondas en el cemento, que te llevan lejos…” Así como los ecos de una maquina de delay.

Deja un comentario

Archivado bajo Discos

Altas frecuencias

Hoy en bellas artes medellín, sede ayacucho, estaré tocando el nuevo set: Invítame a la playa! Pase y disfrute de la caida de la tarde

Por lo pronto …

20140328-090419.jpg

Deja un comentario

Archivado bajo Discos, musica inmobiliaria

Series Sinfónico, el disco!

Comparto con ustedes el disco que da cuenta del concierto realizado el año pasado con la Red de Escuelas de Música, el ITM, Platohedro y Series Media .

Este disco es de libre descarga, bajo licencia creative commons. Que lo disfruten.

Series Sinfónico, el disco

Deja un comentario

Archivado bajo colaboraciones, Discos, Enseñanza, investigación, musica inmobiliaria

Nuevas publicaciones

Ya se encuentran disponibles las más recientes publicaciones de Música Inmobiliaria en http://www.musicainmobiliaria.bandcamp.com Les recomendamos Para que duerma el soslayo, serie de piezas ambient compuestas para que el soslayo amado guarde el sueño.

http://musicainmobiliaria.bandcamp.com/album/para-que-duerma-el-soslayo

Deja un comentario

Archivado bajo Discos, musica inmobiliaria

Un León en tu Panza, nuevo álbum

Ya está disponible el nuevo álbum de música inmobiliaria: Un León en tu Panza

 

Deja un comentario

Archivado bajo Discos, musica inmobiliaria

Un León en tu Panza, versión en vivo

Extracto de la más reciente presentación en Transfusión Bar, Medellín

 

Deja un comentario

Archivado bajo Discos, musica inmobiliaria, Videos